ESTÁ A LA DEFENSIVA NO PUEDO DIALOGAR CON ÉL (o ella).




Esta situación es muy habitual cuando una de las partes no acepta o no acaba de digerir la ruptura. El resentimiento de este, creará un clima tenso que puede llegar en casos más extremos a ser violento.
Lo mejor es no entrar al trapo con insultos y descalfiicaciones que solo  favorecerán vuestro enfrentamiento. Comunica tus intenciones, tus propuestas, tus necesidades manteniendo una actitud firme pero serena.
Es importante que entienda que comportándose de esa manera, no beneficiará vuestra situación, que es necesario que haya entendimiento para resolver los temas económicos, parentales y demás temas relacionados con vuestra  separació.
Hay personas que se comportan de manera "explosiva", porque acumulan dentro de sí la rabia. En un determinado momento elevan el tono  de voz, descalifican y reprochan indiscriminadamente. Mantén la calma y no respondas a reproches y descalificaciones, para no entrar en una expiral de descalificaciones mutuas. Es útil en estos casos dejarlo que exprese su malestar, que se desahogue y descargue la tensión emocional; hacer una pausa de algunos minutos y seguir después, cuando esté más sereno.
Si es violento y temes que te pueda agredir, deberás actuar de otro modo, tomándo precauciones, si es posible utilizando intermediarios.

Si no consigues que se serene y que se abra al diálogo, puedes intentar concederle unos días para que se calme y reflexione y una vez que esté mas tranquilo vover a intentar el diálogo. Puedes decirle que vaya pensando sobre los temas que debeis tratar y que dentro de unos días vovereis a hablar. En esa nueva cita habrá tenido más tiempo de asimilar las circunstancias y quizás se muestre más predispuesto a dialogar.

Si aún así sigue manteniendo una actitud poco conciliadora, te descalifica y se cierra en banda al diálogo , deberás intentar otras vías y comunicarte con él de manera indirecta (a través de un familiar, de tu abogado, de un mediador...) Pero déjale claro que tú estás abierto al diálogo.

Recuerda,  es importante:
  • No responder a los ataques o descalificaiones personales para no generar más conflictividad.
  • Intenta centrar el problema o la cuestión a tratar manteniéndote firme y calmado.
  • Si es necesario, concédele un tiempo de reflexión y reanuda el diálogo más trade.
  • Déjale claro que estás abierto a la negociación por la vía del diálogo.
  • No se trata de que te dejes avasallar, pero recuerda que la violencia genera más violencia y que muchas veces se puede sacar mas partido de una buena negociación que de un duro enfrentamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog



importante

A PARTIR DE AHORA NO RESPONDEMOS CONSULTAS EN LOS POST. Hay post saturados y no admiten más comentarios Insertarlas en el apartado consultas via e-mail GRACIAS