DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO

Cuando resulta posible, siempre es mejor plantear un divorcio de mutuo acuerdo que uno contencioso. Resulta más económico y más rápido, eso sin contar con el ahorro emocional que supone no tener que litigar. No quiere decir esto que debamos aceptar cualquier pacto, sino que vamos a defender nuestros intereses, pero mediante la negociación y el diálogo. Para divorciare de mutuo acuerdo, debeis estar conformes tu cónyuge y tú en todos los aspectos que van a afectar a vuestra separación.

Estos, son básicamente:
  •  Custodia y régimen de visitas de los hijos.
  •  Pensión de alimentos y de los menores.
  •  Pensión de aliementos y compensaciónes económicas entre ambos.
  •  Atribución del uso de la vivienda familiar.
  •  Asignación de gastos y deudas comunes.
  •  Liquidación de bienes matrimoniales (cuando sea posible).

La demanda de divorcio, podrá ser presentada por ambos o por uno de los dos con el consentimiento del otro. Es una exigencia legal la presencia de abogado y procurador por lo que será necesario que busqueis un abogado para que os tramite el procedimiento. Eso no quiere decir que no sea conveniente que cada uno cuente con su abogado, pues aunque sea un procedimiento común, vuestros intereres son contrapuestos. 
El proceso se desarrolla básicamente de la siguiente forma:

  • Presentación de la demanda.
  • Espera de varios días a que la demanada sea admitida.
  • Transcurrido ese tiempo se requerirá vustra presencia en el juzgado para que ratifiqueis la demanda. Allí mismo firmareis los apoderamientos apud acta.
  • Si existen hijos menores, se dará traslado a la fiscalía para que responda con un dictamen favorable o no del convenio.
  • Posteriormente el juez dictará sentencia y otorgará el divorcio.
  • Cinco días después de que se dicte la sentencia, esta se convertirá en firme. Lo que quiere decir, que no se podrá recurrir pasado ese plazo. Sólo será posible la modificación de lo establecido en ella acudiendo a un pleito de modificación de medidas, pero deben concurrir los requisitos necesarios que justifiquen los cambios solicitados.
  • El Registro Civil inscribirá el divorcio y a partir de entonces en sus archivos y Registros no constareis como casados.








TARTAS PARA EL DIVORCIO

¿Por qué no? También se puede festejar el divorcio. Es una etapa vital más y cada vez más común en nuestra sociedad y es de ayuda restarle dramatismo y ponerle un toque de humor.
las tartas son un poco radicales, pero tienen su punto de humor.





fuente:http://www.eatdrinkordie.com/blog/posts/3592



http://simeseparo.blogspot.com.es/

http://www.a1advocatsdefamilia.com

UN MÉDICO EN TRÁMITES DE SEPARACIÓN PIDE A SU ESPOSA QUE LE DEVUELVA SU RIÑÓN


Richard Batista, Doctor y cirujano vascular newyorkino, es el demandante en tan desconcertante pleito. Se casó con Dawnell Batista en 1990. Se conocieron cuando él todavía era residente y ella trabajaba como enfermera en ese mismo hospital.  Durante el matrimonio y a causa de la insuficiencia renal de su esposa el le donó un riñón tras pasar ella anteriormente por transplantes fallidos. Después ella tuvo una relación sentimental con su fisioterapeuta de la que Richard Batista se enteró. Despechado él, le pidió entonces el divorcio y que le devolviera lo que era suyo ¡incluyendo su riñón!

Los abogados del Dr. Batista han calculado que el precio del órgano está sobre el 1,5 millones de dólares y este reclama que la devolución del riñón o su equivalente monetario.

Batista afirma que dóno el riñón a su esposa para salvarle la salud y también su matrimonio que tampoco estaba en condiciones muy saludables. Pero que ahora "se siente traicionado y herido en su orgullo y en su corazón por ella"
Como veis , en un divorcio puden haber reclamaciones e para todos los gustos aunque hay que reconocer que esta raya el surrealismo.

http://simeseparo.blogspot.com.es/

http://www.a1advocatsdefamilia.com

HISTORIA DEL DIVORCIO brevemente resumida

Ya lo dijo Voltaire, que el divorcio es tan viejo como el matrimonio solo que e un par de semanas más antiguo.
Figuras similares al divorcio existian ya desde los tiempos bíblicos. En la antigua Babilonia el divorcio podia ser pedido por cualquiera de los cónyuges. El repudio era un derecho que se reconocía solamente a los hombres y era prácticado ya por los egipcios. Los hebreos tenián la posibilidad de repudiar a sus esposas sin alegar causa alguna. También la mujer podía romper la relación pero motivos que necesitaba alegar eran analizados exahustivamente.
La sociedad griega también contemplaba la posibilidad de separación cuando existia mutuo disenso, pero era el hombre el que tenía la posibilidad de repudiar  la mujer.
En Roma a partir de siglo II a.C , existían los conceptos de repudium, divortium, discidium. Las Doce Tablas admitían el divorcio y era una práctica tan frecuente, que en los últimos años de la república, las mujeres de las clases bienestantes llegaban a contar varios divorcios en sólo una década.
El código territorial Visigodo representado por el Fuero Juzgo admitía el divorcio pero no el repudio. El cristianismo poco a poco fue prohibiéndolo. A partir del siglo X la influencia canónica se hizo evidente y los tribunales eclesiásticos empezaron a encargarse de las causas del divorcio. Implantó en sus enseñazas el concepto de la indisolubilidad matrimonial. excepcionada solamente mediante la autorización de la autoridad eclesiástica, a través de la anulación del matrimonio y era ella quien decidía cuando era adecuado y como debía hacerse. Por ello puede decirse que fue desde el Concilio de Trento de 1563 cuando aparece la indisolubilidad del vínculo aunque admitiendo lo que se denominó, la separación de cuerpos. Así, con Felipe II y el Cocilio de Trento, el divorcio desaareció de manera definitiva de España.
La reforma luterana surgida en Inglaterra con un cisma religioso, motivada por las luchas de poder  y políticas de la época admitió la ruptura del vínculo matrimonial, en determinados casos.
Posteriormente, en el siglo XVIII, surgen una serie de teorías sobre la naturaleza contractual del matrimonio. Así se van abriendo paso las diferentes corrientes que de manera gradual hacen que se implante en países de tradición católica, legislaciones que admiten la posibilidad del divorcio como práctica para garantizar la libertad individual de cada cónyuge. Francia, en su ley promulgada el 20 de noviembre de 1796 estableció la posiblidad de poder romper el vínculo matrimonial y esta fue el antecedente básico de muchas de las legislaciones vigentes.
En España el divorcio no fue incorporado ni tan sólo planteado en el proyecto de código civil de 1851, ni en el periodo liberal posterior a 1869.
En España con la proclamación de la II República, en 1932 se instaura una nueva constitución que incorpora la nueva Ley del divorcio aprobada por las cortes. Fue en ese año, cuando por primera vez y mediante una ley se autoriza oficialmente  el divorcio en el estado español. Podía ser solicitado por uno  por ambos cónyuges y contemplaba ya diferentes causas y efectos en los hijos y en los bienes matrimoniales. Esta Ley permitía por primera vez que las masas tuvieran acceso a un procedimiento al que anteriormente solo tenían derecho los priviliegiados.
En 1939, sin embargo, la ley fue abolida después de la guerra civil. Por lo tanto las diferencias y los problemas conyugales debán de solucionarse por otras vías, como la doble vida o el ambandono de la familia, que desembocaban en separaciones de hecho y la obligación de mantener la apariencia de lo que era social y políticamente correcto.
No fue hasta 1981 que se aprobó una nueva Ley del divorcio, una vez pasada la dictadura de Franco y la transición democrática y ahora en el momento actual es plenamente aceptado por la sociedad.

LA MODIFICACIÓN DE LAS MEDIDAS EN LA SENTENCIA DE DIVORCIO

En el derecho matrimonial nada es definitivo.
Una sentencia de divorcio contraria a nuestros intereses, suele producir una  gran sensación de derrota. Ciertamente no es motivo de alegría, pero muchas personas se muestran desesperanzadas y piensan que "la suerte ya está echada" quizás porque creen que lo que se ha establecido en ellas es inamobible. Sin embargo, la realidad es otra.Lo que un día se estableció judicialmente en la sentencia de divorcio puede ser modifcado cuando las circunstancas que motivaron las medidas establecidas en ella, se alteren sustancialmente.
Es decir; el juez que dictó la sentencia de divorcio tuvo en cuenta una serie de factores relativos a la situación personal y familiar de la pareja al divorciarse, pero si estos se cambian sustancialmente, exstirán motivos para que se modifique la sentencia.
Sin embargo la modificación no se puede fundamentar en un cambio cualquiera. Debe ser un cambio con suficiente entidad para poder conseguir la modificacón.
La modificación de medidas suele solicitarse en aspectos como la guarda y custodia, régimen de visitas, pensión de alimentos etc.
Estos cambios pueden surgir por ejemplo, como consecuencia de una mala adptación de los menores al régimen de visitas establecido, una disminución de los ingresos que dificulte seriamente la obligación en el pago de una pensión de alimentos o al contrario un aumento de ingresos del creditor de una pensión  que determine que este ya tiene suficientes ingresos y no le resulta imprescindible recibirla.
Están legitimados para solicitar la modificación de medidas, los cónyuges y el Ministerio Fiscal, cuando hay hijos menores o incapacitados.
La modificación puede efectuarse de mutuo acuerdo cuando existe consenso entre las partes sobre lo que se pretende modificar. O contenciosa cuando las negociaciones entre las partes no tienen éxito y se debe pleitear para conseguirlas.
Por ello, si has tomado la decisión de divorciarte o ya lo has hecho, debes saber que lo que un día se estableció en la sentencia y no está funcionando adecuadamente puede ser modificado.

http://simeseparo.blogspot.com.es/


http://www.a1advocatsdefamilia.com

CUENTOS PARA HACER ENTENDER EL DIVORCIO A LOS NIÑOS


Buscando bibliografía de temática especial dedicada al divorcio, cayó en mis manos el libro “Cuentos para enseñar a tus hijos a entender el divorcio”. Es un libro muy interesante porque trata una temática muy poco comentada. En el post “¿Cómo comunicar la ruptura a los hijos menores?” ya desarrollé una normas básicas de como tratar el problema. Pero si es cierto que he podido comprobar que en estas situaciones es bastante complicado expresar las emociones, tanto para los padres como para los hijos. El hecho de comentar el tema del divorcio a través de los cuentos hace que al desarrollar el tema en tercera persona sea más fácil al padre comunicar el hecho al niño. Y para este el hecho de tratarse de un cuento a través del lenguaje infantil, hace más fácil su comprensión y asimilación, ya que el niño se identifica rápidamente con el personaje del cuento. En este nuevo apartado incluiré un cuento nuevo e inédito cada mes, siguiendo las pautas que indica el libro e intentando abarcar todos los temas posibles en cuanto a las causas de separación. En este primer cuento comentaré un divorcio “normal”, en donde se ha mirado de plasmar la mayor parte de la problemática de un divorcio básico. Más adelante iré incluyendo en los próximos cuentos problemas más graves en las causas del divorcio.
En este se han seguido las pautas básicas, marcadas primero por el hecho de la no aceptación del niño en cuanto a la separación conyugal y el hecho de que este mantenga la esperanza de una hipotética reconciliación. Es conveniente en los cuentos la aparición de una tercera persona. Este “personaje sabio”, ya sea por edad o profesión, ofrecerá al niño una visión clara del problema y le dará las claves para encauzar el trauma. Se trata de no culpabilizar a nadie y si hacer hincapié en las diferencias irreconciliables de los progenitores. Así se puede construir una trama en la que el niño se sienta identificado y con un lenguaje infantil pero claro, despejar las dudas que pueda tener.
Para una mayor participación en este blog, quisiera que si algún posible lector ideara algún cuento para esta temática, lo publicara en comentarios, así como el resultado y la experiencia de leer estos cuentos a vuestros hijos, con el objetivo de enriquecernos mutuamente con esta nueva experiencia.
Nota de la/los autores: Autorizamos la impresión y edición de estos cuentos en webs y otros medios, siempre y cuando indiquen de su origen de procedencia y no haya una intención manifiesta de lucro.



Primer cuento:



                                LA ARDILLA SKIPER



Skiper era una ardilla muy alegre y traviesa que le encantaba subirse a los árboles y saltar en ellos de rama en rama. Cuantos más altos mejor. Allí se sentía feliz, jugando con sus amigos y sintiendo el viento del bosque en su cara. Pero eso era antes, Skiper ahora se sentía muy triste, pues en su casa sus padres no paraban de discutirse.
Skiper se sentía muy abatido, quería mucho a sus padres pero ya desde pequeño empezó a oir sus discusiones y con el tiempo estas se hicieron más habituales. Un día, su madre le explicó que debido a esas peleas habían tomado la decisión de separarse y vivir cada uno de ellos en un nido distinto.
Aunque las peleas en su casa se acabaron, Skiper se sentía muy desgraciado ya que pensaba que se peleaban por su culpa y que por eso se habían separado, además no sabía que hacer, si ir con su padre o su madre ya que si elegía alguno de los dos pensaba que el otro ya no lo querría más. Se sentía muy triste y quería que sus padres volvieran a vivir juntos.
Así que pensó: - Me escaparé de casa y así cuando me busquen verán que los dos se quieren mucho y volverán a vivir juntos.
Así lo hizo y su madre cuando vio que no volvía llamó a su padre. Este le dijo que no lo había visto y así después de comprobar que no estaba con ninguno de sus amigos se pusieron a buscarlo.
La abuela de Skiper que era muy lista, lo encontró en seguida.
- Abuela, como me has encontrado? -. Preguntó Skiper.
- Solo he tenido que buscar el árbol más alto del bosque. – Respondió su abuela.- Se que te gustan los árboles muy altos.
- Papá y mamá me están buscando? -. Volvió a preguntar Skiper.
- Por supuesto, pero si has hecho esto para que vuelvan a estar juntos ha sido un error.- Dijo su abuela en tono de reprimenda.
- Pero por que abuela?
- Por que tus padres ya no se quieren.
- Y es por mi culpa…? -. Preguntó Skiper muy apenado.
- Claro que no pequeño. Mira, tus padres se enamoraron y se casaron muy jóvenes. Construyeron su nido y se querían tanto que naciste tú. Pero ellos dos son muy diferentes, ya sabes que tu madre es una ardilla, es muy activa durante todo el día y no para ni en invierno. En cambio tu padre es un lirón, el prefiere más la noche que el día y además en invierno hiberna. De ahí vienen sus discusiones.
- Y por eso se han separado?
- Claro. Además, no se puede discutir todos los días porque luego podrían llegar a pelearse y hacerse más daño. Así que han decidido que para ser felices, cada uno tiene que vivir en su propio nido. Así que si los quieres, tendrás que aceptar que vivan separados.
- Pero y yo donde iré?.- Volvió a replicar Skiper.
- Mira, tu tienes lo mejor de cada uno de ellos. Eres muy activo, pero también prefieres la noche como tu padre. En cambio como eres una ardilla no tienes la necesidad de hibernar. Así que puedes pasar unas temporadas con tu padre y otras con tu madre. Ellos no se van a enfadar por eso por que te quieren mucho. Son tus padres y eso si es para siempre, no lo olvides.
Skiper y su abuela se abrazaron y juntos volvieron a casa de su madre. Todos fueron felices. El padre de Skiper podía salir tranquilamente a disfrutar de la noche y su madre trabajaba de día y no paraba durante el invierno. Skiper se volvía a divertir saltando de árbol en árbol y además como pasaba unas temporadas con su padre y otras con su madre, conoció nuevos bosques e hizo nuevos amigos.

http://simeseparo.blogspot.com.es/

http://www.a1advocatsdefamilia.com

¿ES CONVENIENTE COMUNICAR EL DIVORCIO A MIS HIJOS PEQUEÑOS?



Cuando tiene lugar una separación o divorcio en una familia que tiene hijos pequeños, muchos padres se preguntan si deben comunicar lo que está ocurriendo a sus hijos pequeños y también se preguntan como hacerlo.
La mayoría de los expertos, aconsejan comunicarlo porque aunque le estéis ocultando la situación a los niños, ellos perciben cambios y un ambiente anormal que los desconcierta más que conocer la realidad. Aunque no hablen, son capaces de captar señales sutiles en nuestro comportamiento y perciben los mensajes que inconscientemente emitimos con nuestro lenguaje corporal.
Quizás tengamos la falsa impresión de que los niños están al margen, apartados y en su mundo infantil y de que no se están enterando de que algo está ocurriendo en casa; pero en realidad captan mucho más de lo que imaginamos.
Es posible que ya nos hayan preguntado algo sobre lo que está sucediendo o en cambio que no hayan referido nada del tema aunque perciban que algo va mal. Los niños a veces se encierran en sí mismos para protegerse o porque esa es la manera que tienen de reaccionar y nos dan una falsa sensación de que las circunstancias que les rodean no les afectan. Por eso resulta adecuado hablar con ellos de la situación y evitar que aparezca el desconcierto, el aislamiento y el desengaño u otras conductas que puedan presentar.
Hacerles entender el proceso como una etapa de cambios y que los cambios son algo que forma parte de la naturaleza y de la vida, resulta útil.
Presentarles esta etapa de cambio como algo novedoso y emocionante y no como algo traumático es nuestro cometido y nuestro reto como padres. Y es que como dice la abogada de familia norteamericana Roberta Beyer “El divorcio concluye el matrimonio pero no pone fin a la familia”.
http://simeseparo.blogspot.com.es/
http://www.a1advocatsdefamilia.com

COMO COMUNICAR A LOS HIJOS LA RUPTURA



Es importante, comunicar a los niños aunque sean pequeños la decisión tomada. Esto les ayudará a prepararse psicológicamente. Es innegable que la ruptura del matrimonio conllevará una serie de cambios en la estructura familiar y en las relaciones familiares o por lo menos en el modo de ejercerlas. Puede resultar interesante adoptar momentáneamente el punto de vista del niño para entender sus inquietudes y necesidades de la mejor manera. El menor a menudo se siente responsable y se culpa de que los padres hayan roto su relación. Puede pensar que un comportamiento determinado como sacar malas notas, decir palabrotas o en general no haber satisfecho una determinada expectativa es la causa de la ruptura.


Es por ello importante hacerle comprender que la ruptura no está motivada por él y que uno de los principales objetivos es la mejora en las relaciones familiares porque la convivencia entre los padres no resulta conveniente, porque ya no están enamorados, porque tienen puntos de vista diferentes, porque las personas evolucionan y a veces en esa evolución pueden cambiar su manera de ver las cosas, desear que las cosas sean diferentes, enamorarse de otra persona etc.

Es adecuado decirle que eso no cambiará su posición de padres con respecto a él, que seguirá manteniendo su lugar como hijo y se le seguirá queriendo tanto como siempre pero que la manera de relacionarse va a ser modificada.

El niño tiene necesidad de la seguridad que le proporcionan las rutinas familiares en su vida cotidiana. Resulta conveniente darle información aunque de manera gradual para no agobiarlo o confundirlo. Se le puede explicar según su madurez, que la convivencia y la comunicación será de los progenitores hacia él de manera individual y no conjunta como se ha venido ejerciendo hasta el momento. Que en el día a día, los fines de semana y las vacaciones será uno sólo de los padres el que estará con él de manera alterna. Anunciarle si va a cambiar de domicilio a temporadas por ejercer los padres una custodia compartida o cual de los progenitores se irá de casa. Hacerle saber que aunque el padre o la madre marche, estará bien y que no se va sentir sola o sólo. La relación con abuelos, tíos, primos y demás familiares, si se desconoce de qué manera se va ha realizar, es mejor decírselo con sinceridad, que no hacerle una falsa promesa que después no se pueda cumplir. El paso del tiempo y la adquisición de nuevos hábitos hará que las cosas se estabilicen y producirá también ese efecto en la mente del niño.

El tema de la custodia individual es delicado tratarlo. Los niños acostumbran a tener miedo de separarse de los progenitores y pueden mostrar conductas extrañas en esa difícil etapa. Es recomendable no dar motivos que aunque sean ciertos puedan herir a los niños. Por ejemplo, puede ser adecuado decirles que se quedarán con el progenitor custodio porque en ese momento puede estar más tiempo con él y dedicarle mayor atención y que ante todo lo que se busca es su bienestar.

La manera de dar la información y los detalles que se revelarán, variará, en función de la edad del menor. Un niño que tenga menos de cinco años no necesita una explicación larga y detallada y requerirá un lenguaje sencillo en consonancia con su edad.

Entre los nueve y los doce años, la personalidad ya está mucho más formada pero todavía es inmaduro. Puede mostrarse más a la defensiva y enojarse ante la noticia. De manera general se le comunicará que el divorcio tiene por objeto un cambio positivo para la familia y que la relación entre padre o madre e hijo continuará aunque de distinta forma. A partir de esa información básica se puede entrar en detalles con la debida cautela, según se haya tanteado el terreno y se observe la reacción del niño.

La noticia se puede comunicar de manera individual o conjuntamente por los dos padres. Esto dependerá de la capacidad de ambos para ponerse de acuerdo en la información que darán y en la forma de hacerlo. Pero es totalmente desaconsejable hablar conjuntamente si se tiene la sospecha de que acabarán enzarzados en una discusión en presencia del menor.

No es recomendable ocultar la situación al niño porque antes o después acabará conociéndola. Además, los cambios de ambiente en el entorno familiar previos a la separación ya pueden haber sido reveladores para este. Las riñas, discusiones, malestar, disminución del tiempo de convivencia, dejar de hacer determinadas rutinas de ocio, por lo general no pasan desapercibidos. Hablar con sinceridad puede resultarles un gran alivio porque aquello que se les diga les ayudará a entender esos cambios que le estaban resultando extraños. Los niños están más preparados para asumir la situación de lo que los padres imaginan

http://simeseparo.blogspot.com.es/

http://www.a1advocatsdefamilia.com

¿PERO COMO SE LO DIGO? ¿CON QUÉ PALABRAS LES DIGO A MIS HIJOS QUE ME VOY A SEPARAR?


Comunicar la decisión de separarte a tus hijos es importante, pues como ya he mencionado en el post anterior, ellos deben saberlo. Los motivos no los reproduciré para no repetirme. En este post lo abordaremos de una manera más práctica, cómo hacerlo y lo que les podemos decir. Antes de comenzar enumeraré una serie de cosas que debes tener en cuenta y que tus hijos van a necesitar.

 - Apoyo, afecto y amor.

- Estabilidad y contar con los indicadores e información para poder predecir los acontecimientos que le afectan.

 - Ser informados, con paciencia y de manera adecuada a su edad, de lo que sucede. - Poder expresar sus miedos, inquietudes y ser escuchados por sus padres.

 - Tener constancia de que el divorcio no es culpa suya, sino que es un problema de adultos que ellos no pueden remediar. Ahora pasaré a exponer una serie de directrices que os serán de utilidad.

 - Resulta más adecuado que deis la noticia conjuntamente. Intenta ponerte de acuerdo con tu pareja y si crees que podéis hacerlo, decírselo los dos. Eso les dará más seguridad a los niños. Comunicarlo en la intimidad de vuestra casa y sin interferencias de televisión, teléfono, etc… que os pueda interrumpir.

- Si tenéis varios hijos comunicárselo a todos a la vez. Así evitareis que los primeros en saberlo se lo digan a los demás y que estos se preocupen innecesariamente.

- Dadles la información de lo que está sucediendo. Que vais a vivir en lugares separados y que vais a poner fin a vuestro matrimonio.

- Decidles que ellos no tienen la culpa y recordarles que los seguiréis queriendo como siempre, aunque sea por separado.

- Explicadles como va a ser la vida de la familia desde que se produzca el divorcio. Y que vosotros, como adultos, debéis tomar esas decisiones, pero que tendréis en cuenta su opinión para que las cosas sean lo más satisfactorias posibles para todos.

 - Hacedles saber que os pueden hacer preguntas y que estáis ahí para aclarar sus dudas. - No os culpéis mutuamente si os preguntan el motivo del divorcio.

 - Observarles atentamente y prestar atención a lo que os dicen. Si reaccionan negativamente, es mejor que les deis un poco de tiempo y abordéis el tema después. Dejadles claro que cuando quieran retomar la conversación estaréis ahí.

- Hablar con ellos cuantas veces sean necesarias hasta que poco a poco vayan asimilando la situación. Hacedles entender que el cambio se va a producir y que es inevitable. Los cambios no tienen por que aportar cosas siempre negativas sino que existen muchos aspectos positivos que también les traerán esos cambios.

Ejemplo de cómo abordar la conversación

 - “¿Sabéis que es el divorcio?”

Si os dicen que si, podéis iniciar la conversación resumiéndolo con vuestras palabras. Si os dicen que no, explicárselo de una manera adecuada a su edad, claramente y con palabras sencillas. Después podéis decir:

-Mamá y papá nos vamos a divorciar y por eso ya no viviremos juntos. Eso no quiere decir que no os queremos, porque os queremos mucho y siempre estaremos con vosotros y nos tendréis para todo lo que necesitéis. Porque el hecho de divorciarnos no cambia para nada el que sigamos siendo vuestros padres, igual que siempre.”

- “Sabed que vosotros no tenéis la culpa de que nos separemos”.

 - “Nos separamos porque mamá y papá ya no pueden seguir estando juntos porque ya no somos felices y porque los dos pensamos y queremos cosas diferentes”.

- Antes de tomar esta decisión, hemos intentado solucionar nuestros problemas, pero no lo hemos conseguido”.

 - Uno de los dos tendrá que irse de casa y hemos decidido que será (papá o mamá) porque creemos que es lo mejor para ti, pero aunque viva en otro sitio pasarás mucho tiempo con él y también podrás llamarlo por teléfono y comunicaros por correo”.

Por último, ten en cuenta que los niños tendrán muchas dudas y querrán hacer muchas preguntas a lo largo de los días. Deberéis estar preparados para responderles con sinceridad pero con delicadeza y adecuadamente a su edad.

http://simeseparo.blogspot.com.es/

http://www.a1advocatsdefamilia.com

EL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL


Las siglas SAP corresponden al llamado Síndrome de Alienación Parental, descrito por primera vez por Gardner en 1985. Puede describirse como un proceso de manipulación psicológica que efectúa en beneficio propio uno de los progenitores sobre su hijo con la finalidad de conseguir el rechazo del niño hacia el otro progenitor.


Habitualmente este fenómeno se produce en parejas que han tenido divorcios traumáticos o contenciosos en los que ha habido un importante desacuerdo o en los que uno de los dos se resiste a asumir la ruptura matrimonial. Con el objeto de atacar o vengarse de la ex pareja, se inicia una conducta manipuladora utilizando al hijo como si de una simple posesión material se tratara. El padre o la madre alienador transforma la estructura psicológica del menor e induce al niño a pensar y sentir de manera hostil hacia el otro.

Las causas principales del SAP son la no aceptación de la nueva realidad que tiene lugar con la separación matrimonial, el deseo de venganza, los celos, las luchas de poder y el querer conservar a toda costa los privilegios que comporta al ex cónyuge la tenencia de la custodia del menor y el miedo a perder la ventajas que representa su posesión. Pueden existir otros motivos pero los enumerados son los más habituales.

¿Cómo manipula el alienador?

El adulto que aliena adopta una posición de víctima y hace nacer sentimientos de culpabilidad en el niño, si este manifiesta satisfacción con la compañía o relación con el otro progenitor. Asimismo construye la ficción de que el ex cónyuge no quiere al niño tergiversando cualquier situación relacionada con él como por ejemplo podrían ser, el retraso puntual en ir a recogerlo a la escuela que haría que fuera interpretado como un: “ no te quiere ni tiene interés por ti y por eso llega tarde”. El no comprarle una cosa determinada porque no se puede no se considera conveniente, será interpretado como “No le interesas lo más mínimo y no te quiere”, o a la inversa el hecho de obsequiarlo con regalos podría ser también interpretado como “ Te regala todo esto porque quiere comprar tu cariño”. El alienador puede transformar numerosas situaciones en la mente del niño.

También conductas como interceptar llamadas, correo, mensajes, obstaculizar las visitas a los niños etc..., harán que el padre que aliena transforme la realidad a ojos del niño.



¿Qué puede hacer el progenitor que es víctima de la alienación?

En primer lugar, es importante entender que el niño no es responsable de su conducta hostil, sino que está siendo manipulado. Es recomendable por ello, no hacer reproches ni culpabilizarlo y evitar en la medida de lo posible las discusiones y enfrentamientos entre ex cónyuges en presencia del menor. También resulta adecuado explicarle la separación como algo natural y que se realiza para mejorar la situación de las parejas que no pueden seguir juntas porque ya no están enamoradas o que tienen caracteres o puntos de vista tan diferentes que no pueden convivir. Explicar asimismo que la ruptura matrimonial no significa una ruptura entre padres e hijos sino una transformación en la manera en la que la relación se va a realizar.

Es importante que el niño entienda que la causa de la ruptura matrimonial nada tiene que ver con él y que se le quiere y se desea estar con él tanto como antes y que los padres se divorcian porque no quieren ser desdichados.

Esta manera de actuar será mucho más recomendable que entrar en una espiral de acusaciones recíprocas ya que el vapuleado al fin y al cabo será el niño que es el que está en medio de la contienda.

http://simeseparo.blogspot.com.es/

http://www.a1advocatsdefamilia.com

COMO DECIRLE A MI PAREJA QUE ME QUIERO SEPARAR


Cuando se rompe una relación de pareja, lo habitual es que uno de los dos integrantes haya tomado la decisión primero y que se lo comunique al otro. Comunicar esta decisión resulta muy incómodo y se hace muy complicado encontrar la manera de hacerlo. Muchas veces no se halla la manera ni el modo y la decisión se va posponiendo llegando a límites insostenibles. Decir que nos queremos separar es más sencillo cuando la convivencia de la pareja resulta complicada y hay un descontento mutuo y por lo tanto indicios de que “la cuerda está tan tensa que antes o después se va a romper”. Aquel al que se le comunica la decisión de separarse, de alguna manera espera que llegue la noticia antes o después. Pero cuando el descontento en la relación lo sufre principalmente una de las partes, resulta más complicado el hecho de romper.

Debes tener en cuenta lo siguiente:

- Prepara el entorno. Lo ideal es un entorno privado, buscando intimidad y evitando la presencia de los hijos. Elegir la hora y el momento ideal. Es recomendable decirlo cuando la persona haya finalizado la jornada laboral o durante un fin de semana para que no interfiera el estrés propio del trabajo u otros asuntos.

- Intenta descubrir si la noticia le va a tomar por sorpresa o si de alguna manera puede llegar a intuir lo que vas a decirle. Esto puedes lograr saberlo mediante preguntas abiertas como ¿Sabes algo de…(una situación particular que os afecte como pareja)? ¿Qué opinión tienes de nuestra relación? ¿Crees que somos felices? Si tu pareja se muestra hostil o no quiere conversar sobre el tema no debes forzarla. Permítele tomarse un tiempo y que pueda hablar del tema después.

- La información se irá dando gradualmente para que el receptor la vaya asimilando. Y para concluir se hará una síntesis de lo dicho, para que el contenido quede claro. Es cierto que el mensaje es simple “me quiero separar”, pero es lógico que tu pareja quiera conocer lo motivos y la irreversibilidad de tu decisión.

Para expresar tu decisión, ten en cuenta lo siguiente:

- La información va a tener un impacto en tu pareja. Va a ser una información desagradable y estresante. Por ello te será de utilidad que tengas preparado un pequeño guión y que lo repases un par o tres de veces para tener las ideas más claras.

- La noticia debes darla de una manera realista. No incorpores elementos que sirvan para disminuir el impacto, pero que generen falsas esperanzas en tu pareja si tienes clara la decisión de separarte y no deseas dejar la puerta abierta a una reconciliación.

- Intenta no perder el control de la conversación, ni que los nervios te jueguen malas pasadas y termineis enzarzados en una discusión descontrolada. Prepárate las posibles objeciones que te pondrá.

- Como es la persona a la que vas a comunicar la noticia, si tiene un carácter explosivo e incluso agresivo. Si tienes la sospecha de que podría llegar a agredirte o ya lo ha hecho anteriormente, debes tomar precauciones y no comunicárselo directamente y en caso de que hayas sido víctima de maltrato, denunciar el hecho a la policia o ponerte en contacto con servicios sociales.

http://simeseparo.blogspot.com.es/

http://www.a1advocatsdefamilia.com

HE DADO EL PRIMER PASO Y SE LO HE DICHO ¿Y AHORA QUÉ?




Ya has superado uno de los momentos cruciales del proceso porque una vez tomada la decisión, a veces resulta muy difícil comunicarlo a la otra parte, la decisión se posterga inutilmente y se genera un circulo vicioso dificil de romper. Pero lo cierto es que hay un antes y después de ese momento, a partir del cual el rumbo de nuestra vida cambia, tal como lo hizo en el momento de contraer matrimonio, de formalizar una pareja de hecho o de tener un hjo. Ese nuevo rumbo de nuestra nueva vida debe planificarse para que no vaya como un barco a la deriva. Toma conciencia de que las cosas no van a seguir como hasta ahora, de que van a cambiar en muchos aspectos.
 
Lo que de manera más inmediata debes hacer, es plantearte como quieres que sea tu vida desde este momento. Lógicamente tus decisiones se acotarán a aquellos ámbitos en los que tengas poder de decisión, porque algunas de tus pretensiones estarán limitadas por los aspectos económicos, por la negociación con tu cónyuge, por la decisión del juez etc.
Debes planificar, un esquema, una estructura, unas bases de lo que va  a ser tu vida en el futuro.

EN PRIMER LUGAR, CLARIFICA Y DETERMINA TUS PRETENSIONES. INTERÓGATE.

¿DÓNDE PRETENDES VIVIR A PARTIR DE LA SEPARACIÓN?

Esta será una pretensión limitada por varios aspectos, pero conviene que tengas claro como mínimo cual sería tu intención.
Las limitaciones en relación a ello serán, que la vivienda familiar actual en la que resides sea de aquiler o de propiedad, a nombre de quien esté, el régimen económico en el que esteis casados y la existencia de hijos menores. Si tienes hijos y obtienes la custodia exclusiva de ellos, seguirás residiendo casi con toda seguridad en el domicilio familiar.
Si no puedes seguir residiendo en el domicilio conyugal porque así no te corresponda, o no tengais hijos menores, o sean independientes económicamente, deberás salir de él. Si teneis más de un inmueble en propiedad una opcción es mudarte a esa casa de segunda residencia. Pero esta opción no siempre resulta viable. A veces la distancia de su ubicación, su incomunicación porque por ejemplo esté en un pueblo lejano o entre montañas, será un impedimento para que puedas seguir conservando tu actual puesto de trabajo y mantener un régimen de convivencia adecuado con tus hijos.
La opción que se presenta como la más factible entonces es la de alquilar una vivienda, situada lo suficientemente cerca para conservar tu puesto de trabajo y mantener con tus hijos, un régimen de visitas adecuado. Logicamente esta opción depende de tus posibilidades económicas que van a variar en mayor o menor medida con la separación.
 
Interrógate ahora, sobre:

PRETENSIONES EN RELACIÓN A LA CONVIVENCIA CON TUS HIJOS.

Tus pretensiones en relación a la convivencia con tus hijos. Si pretendes una custodia exclusiva, compartida, alterna etc. Este punto también deberás negociarlo con el padre de tus hijos y si la negociación no tiene éxito se someterá a la decisión del juez.
Ten en cuenta los pros y contras de cada una de ellas, la edad de tus hijos, y cual puede ser la dedicación real que puedes ofrecerles.

TOMA CONCIENCIA DE TUS INGRESOS Y DE COMO PUEDE AFECTAR LA SEPARACIÓN A TU ECONOMÍA.

Provablemente, te va a resultar necesario un complemento económico para subsistir. A vecesb las carencias económicas pueden subsanarse con las pensiones compensatorias, pero en muchas ocasiones no se cumplen os requisitos para percibirla. Si además eres el progenitor no custodio que ha tenido que salir del domicilio familiar, tienes que pagar una pensión de alimentos a tus hijos y buscar un nuevo hogar para vivir y eres uno de los tantos mileuristas que hay actualmente, deberás hacer malabarismos para llegar a fin de mes y resultará conveniente que comiences a plantearte como subsanar de la mejor manera tu situación económica (pluriempleo, compartir piso, reducir gastos, residir temporalmente en el piso de un familiar o amigo ...)
Si eres el progenitor que obtiene la custodia y trabajas fuera del hogar,  es posible que no puedas compatibilizar el trabajo del hogar, con el cuidado de los niños y tu horario laboral. Deberás plantearte buscar ese apoyo externo y tener en cuenta el coste económico que puede suponer.
 

DETERMINA LOS BIENES QUE TENEIS.

No es necesario que sea con todo detalle,  pero es conveniente que  dediques algunos minutos a hacer un  inventario sencillo para determinar y hacer memoria de los bienes que  pertenecen a la sociedad de gananciales, de cuales son privativos,  a nombre de quien están si estais casados en régimen de separación de bienes... Aunque esta cuestión ya se  revisará de manera estricta, cuando acudas al abogado.

COMUNICA LA NOTICIA A TUS HJOS.

Comunícales la decisón que habeis tomado y como cambiarán las cosas a partir de la separación. Si ves que es factible y hay una buena predisposición por parte del padre (o madre)  de los niños, es preferible que les comuniqueis la noticia entre ambos.

ESTABLECE UNA REGLAS DE CONVIVENCIA.

Intenta establecer unas determinadas reglas de conviencia con tu pareja hasta que se incie legalmente el proceso. Es importante intentar lograr un entendimiento porque de lo contrario, protagonizareis discusiones o peleas que son inapropiadas para los niños y contraproducentes para vuestras negociaciones futuras.


COMUNICARLO A LA FAMILIA.

Si estás seguro, has tomado una decisión firme, temes que vas a recibir reproches y presiones, espera unos días para comunicarles la noticia. Los primeros días son tensos y emocionalmente complicados  por lo que  añadir más sobrecarga emocional resulta innecesario.

BUSCA APOYO EMOCIONAL.

Busca el apoyo de ese familiar, compañero o amigo del alma que te comprende bien y te puede servir de resorte. desahogarte te hará bien y te ayudará a que no quede acumulada dentro de ti toda la carga emocional negativa.

CONTACTA CON UN ABOGADO. 

Busca un abogado para iniciar los trámites legales de la separación.

SERENATE.
 

Te ayudará realizar técnicas de relajación, sesiones terapéuticas. Solicita apoyo psicológico, si sientes que la ansiedad y la tensión emocional son  muy fuertes.

NEGOCIA.
 

Intenta promover las actitudes que favorezcan una relación correta  y respetuosa con tu ex.  Facilita el diálogo y negocia con él los temas que afectarán vuestra ruptura. Piensa , que vosotros conoceis mejor que nadie vuestras circunstancias personales.

http://simeseparo.blogspot.com.es/

http://www.a1advocatsdefamilia.com

ESTÁ A LA DEFENSIVA NO PUEDO DIALOGAR CON ÉL (o ella).




Esta situación es muy habitual cuando una de las partes no acepta o no acaba de digerir la ruptura. El resentimiento de este, creará un clima tenso que puede llegar en casos más extremos a ser violento.
Lo mejor es no entrar al trapo con insultos y descalfiicaciones que solo  favorecerán vuestro enfrentamiento. Comunica tus intenciones, tus propuestas, tus necesidades manteniendo una actitud firme pero serena.
Es importante que entienda que comportándose de esa manera, no beneficiará vuestra situación, que es necesario que haya entendimiento para resolver los temas económicos, parentales y demás temas relacionados con vuestra  separació.
Hay personas que se comportan de manera "explosiva", porque acumulan dentro de sí la rabia. En un determinado momento elevan el tono  de voz, descalifican y reprochan indiscriminadamente. Mantén la calma y no respondas a reproches y descalificaciones, para no entrar en una expiral de descalificaciones mutuas. Es útil en estos casos dejarlo que exprese su malestar, que se desahogue y descargue la tensión emocional; hacer una pausa de algunos minutos y seguir después, cuando esté más sereno.
Si es violento y temes que te pueda agredir, deberás actuar de otro modo, tomándo precauciones, si es posible utilizando intermediarios.

Si no consigues que se serene y que se abra al diálogo, puedes intentar concederle unos días para que se calme y reflexione y una vez que esté mas tranquilo vover a intentar el diálogo. Puedes decirle que vaya pensando sobre los temas que debeis tratar y que dentro de unos días vovereis a hablar. En esa nueva cita habrá tenido más tiempo de asimilar las circunstancias y quizás se muestre más predispuesto a dialogar.

Si aún así sigue manteniendo una actitud poco conciliadora, te descalifica y se cierra en banda al diálogo , deberás intentar otras vías y comunicarte con él de manera indirecta (a través de un familiar, de tu abogado, de un mediador...) Pero déjale claro que tú estás abierto al diálogo.

Recuerda,  es importante:
  • No responder a los ataques o descalificaiones personales para no generar más conflictividad.
  • Intenta centrar el problema o la cuestión a tratar manteniéndote firme y calmado.
  • Si es necesario, concédele un tiempo de reflexión y reanuda el diálogo más trade.
  • Déjale claro que estás abierto a la negociación por la vía del diálogo.
  • No se trata de que te dejes avasallar, pero recuerda que la violencia genera más violencia y que muchas veces se puede sacar mas partido de una buena negociación que de un duro enfrentamiento.

ORGANIZA UNA FIESTA QUE DELIMITE EL ANTES Y EL DESPUÉS



Organizar una fiesta  o celebración por divorciarse parece frívolo, pero en realidad puede servir de ayuda para tomar concencia de la nueva situación.
Las personas tenemos por costumbre celebrar los acontecimientos cruciales de nuestra vida,  (matrimonio, el nacimiento de un hijo, una despedida de soltero, una ceremonia de graduacion. Todas ellas delimitan un antes y un después del acontecimiento y ayudan a concienciarse de que algo importante que va a cambiar nuestra vida, ha sucedido.
El divorcio o la ruptura de la vida en común con la pareja, es un acontecimiento determinante, que cierra una etapa más de nuestra vida y abre una nueva.
La celebración, no tiene por qué ser tan formal como lo es una boda o un bautizo. Puede ser un evento sencillo, en el que te rodees de familiares íntimos y amigos que acepten y apoyen tu iniciativa. Gente con la que te sientas a gusto ya que por lo menos, esta no será una fiesta de compromiso sino un evento en el que te sienas arropado y cómodo para charlar, reir y recordar.  En la que sientas el apoyo de los que te rodean para iniciar tu nueva andadura.

http://simeseparo.blogspot.com.es/

REINCORPORACIÓN AL TRABAJO

Aunque cada vez ocurre con menos frecuencia, el nacimiento de los hijos supone para la mujer un paréntesis  en su  trayectoria vital. Con su llegada se hace necesario una restructuración familiar que afecta particularmente a las mujeres, que dejan (o dejaron en su día) el trabajo para dedicarse al cuidado de la familia. Las estadísticas nos muestran que cada vez es menos habitual, pero no nos engañemos, todavía siguen siendo ellas las que mayoritariamente dejan su trabajo para dedicarse a la familia y en este país resulta francamente complicado conciliar la vida laboral y familiar.
Todas esas madres que dejan su carrera profesional, su puesto de trabajo, aunque no sea con intención de hacerlo indefinidamente, sino sólo hasta que los hijos no sean tan dependientes, se encuentran obligadas de manera brusca a volver a reinsertarse en el mercado laboral, cuando tiene lugar la separación. La conciliación familiar y laboral es ahora más dura si cabe.

Si te encuentras en esta situación, deberás auxiliarte de una tercera persona porque tú sóla no podrás asumir toda la carga.

Guarderías: Las públicas son una opción barata, pero en muchos municipios resulta complicado obtener plaza porque hay menos oferta que demanda. Las privadas son la alternativa, pero el coste, como mínimo se duplica.

Canguros: Puedes buscar también una cuidadora que sea de confianza. Te resultará más cómodo que la guardería porque se desplazará a tu propia casa y tendrás más flaxibilidad  horaria. Las au pair,  también son una opción factible y más económica; valórala.

Familiares: No todo el mundo tiene familiares disponibles a ofrecerse de cuidadores, pero si tú tienes esa suerte aprovéchala. Eso sí, conviene no abusar ni sobrecargarlos demasiado, ya que ellos tienen sus propios quehaceres y su propia vida independiente. Una opcción adecuada es la de combinar su dedicación con la de una canguro, o con la guardería.

Intercambio con compañeras o amigas: Para momentos puntuales funciona el intercambio con otras madres que estén en situación parecida. Tú puedes cuidar de sus hijos un día concreto a cambio de que la otra se haga cargo de tu hijo otro día que tú lo necesites. También puedes pactar que una lleve a los niños por la mañana y otra los recoja por la tarde. Esta opción requiere que exista confianza entre vosotras ya que tú debes ser responsable cuando te quedes con los pequeños y debes también exigirle a ella la misma responsabilidad.

Y ahora otra vez debes centrarte en ti. Si has estado mucho tiempo sin trabajar, te será más complicado reinsertarte en el mercado laboral. Ahora serás más mayor y habrá una brecha temporal importante en tu currículum. Tus conocimientos pueden haber quedado obsoletos o estar algo desfasados. Es necesario que renueves tus conocimientos haciendo cursos de reciclaje.

Incialmente, cuando busques trabajo se un poco más humilde en tus aspiraciones. Al principio es muy posible que no encuentres un alto cargo en una gran compañía cobrando un sueldo envidiable. Pero el hecho de encontrar trabajo, aunque sea un puesto más sencillo y de remuneración más modesta te servirá de hilo condutor para reinsertarte en el mercado de trabajo y romper esa desconexión que no te favorece. Después ya encontrarás algo mejor.

También, si eres de las que tienen espíritu emprendedor y conocimientos en un sector concreto,  puede ser una buena oportunidad para iniciar una actividad empresarial por cuenta propia. Así te puedes estructurar la jornada a tu conveniencia más facilmente que si trabajas por cuenta ajena. Busca información de todas las ayudas que tu comunidad te ofrece para emprender.

Utiliza el networking para dar a conocer al mayor número de personas que buscas empleo. Las mayoría de ofertas interesantes no se publican en los portales de empleo porque se cubren antes de llegar a ser publicadas.  Por eso, ten confianza y divúlgalo ¡Quien sabe de dónde puede venir la oferta que esperas!

http://simeseparo.blogspot.com.es/

¿QUE ES PATRIA POTESTAD? ¿Y CUSTODIA?




La patria potestad es siempre compartida por los dos padres y se refiere a toda una serie de derechos y obligaciones de los padres en relación a sus hijos, ejerciéndose estos en beneficio de los menores:
- Velar por ellos.
- Tenerlos en su compañía.
- Alimentarlos.
- Educarlos.
- Procurarles una formación integral.
- Representarlos.
- Administrar sus bienes.
Los progenitores tienen el derecho de recabar el auxilio de las autoridades con este fin.

La custodia se refiere a la compañía y cuidado habitual de los hijos. Esto seria sinónimo de lo que en otros países se denomina “guarda física”. A diferencia de la patria potestad, la custodia puede ser ejercida por uno o ambos padres a la vez.
Los tipos de custodia posibles son:
- Custodia monoparental.
- Custodia conjunta.
- Custodia compartida.

a) Custodia monoparental. Es la custodia que ostenta de manera exclusiva uno de los progenitores, otorgando al progenitor no custodio un régimen de visitas determinado.
b) Custodia conjunta. La custodia es alternada por los progenitores por determinados períodos de tiempo, como pueden ser años alternos.
c) Custodia compartida. Se establece un régimen de convivencia muy equilibrado de ambos progenitores con los hijos, repartiéndose estos las tareas relativas al cuidado, educación, higiene… Todas las decisiones importantes en relación a los hijos son tomadas por los dos padres de manera conjunta.
La diferencia entre la patria potestad y la custodia es que la primera siempre es compartida por los dos padres y es como la “guarda” legal y la segunda es la “guarda” física. Asimismo, la capacidad de decisión también es diferente. Aunque legalmente ambos progenitores deben decidir en relación a aquellos aspectos que sean importantes y trascendentes para los hijos, en la práctica las decisiones más comunes y cotidianas que afectan a la vida de estos, suelen tomarse por aquel que ostenta la custodia y habitualmente el padre que no tiene la custodia debe aceptar, le guste o no, lo decidido por su ex cónyuge.

http://simeseparo.blogspot.com.es/

INCUMPLIMIENTO DE LA SENTENCIA


Una vez finalizado el proceso de separación o divorcio, puede ocurrir (de hecho ocurre con demasiada frecuencia) que los pactos que se han acordado de mutuo acuerdo o aquello que la sentencia ha establecido jurídicamente, no se cumple.
En estos casos, en los que el progenitor se niegue a cumplir con sus obligaciones, será necesario instar la demanda correspondiente en ejecución de sentencia, ya sea exigiendo el embargo de bienes o sueldo, devoluciones de hacienda, depósitos bancarios, cuentas de ahorro…
Si no existen bienes que embargar se podrá presentar una querella criminal por incumplimiento de sentencia judicial.
Cuando el incumplimiento es relativo al régimen de visitas, la cuestión es distinta y es un problema difícil de solucionar. A veces resulta complicado determinar cual de los dos progenitores es el que incumple, ya que las versiones que dan los dos progenitores de los hechos son opuestos.

http://simeseparo.blogspot.com.es/

TRASLADOS ILÍCITOS DE MENORES. "SECUESTRO DE MENORES EN EL DIVORCIO".


Cuando uno de los cónyuges que se divorcia es extranjero, existe el miedo ante la posibilidad de que el progenitor foráneo pueda sustraer del país de residencia habitual al menor y desplazarlo temporalmente o de forma definitiva a otro país, sin consentimiento del otro y sin autorización judicial.
Existen una serie de medidas en la legislación, relativas en estos supuestos, al retorno de los menores si se da el caso de sustracción internacional. En 1980, se creó el Convenio de los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores, suscrito en La Haya, modificado luego en 1996.
Este Convenio, determina cual es el estado competente para tomar medidas y establecer la ley aplicable, reconocimiento, ejecución, cooperación y protección de los menores.
Según el Convenio, el traslado se considera ilícito:

- Cuando se produzca la infracción de un derecho de guarda, atribuido a la persona, organismo e institución, en relación al derecho vigente, en el que el niño tenga su residencia habitual con anterioridad al traslado ilícito.
- Cuando el derecho de guarda y custodia se efectuaba de forma efectiva, separada o conjunta, cuando tuvo lugar el desplazamiento ilícito y la guardia y custodia hubiera sido efectiva si no hubiera tenido lugar el desplazamiento ilícito.

Este Convenio ha sido suscrito por numerosos países entre los que se hallan España, EEUU, Francia, Italia, Alemania, Gran Bretaña, Argentina, Méjico, Colombia, Grecia, Hungría, Países Bajos, Portugal, Suiza y Suecia entre otros. Por ello, si el menor ha sido llevado a uno de estos países que ha suscrito el convenio, se tendrán unas mayores garantías para conseguir su restitución. Hay que tener en cuenta, que los países en donde la religión islámica es mayoritaria no han visto conveniente suscribir este acuerdo, ya que de manera general, ante un divorcio o separación, la custodia se la conceden al padre.
Es recomendable que cuando un matrimonio sea mixto, en la que los cónyuges tengan diferentes nacionalidades, suscribir un convenio entre las dos partes que regule los traslados y las salidas del país del menor. Se requerirá en estos casos el consentimiento escrito del progenitor no custodio o en su defecto, autorización judicial para efectuar dichos traslados. Por ello, se considerará traslado ilícito la salida del menor sin cumplir los mencionados requisitos y se podrá solicitar el retorno amparándose en los convenios internacionales.
Si existe riesgo de secuestro, es importante tomar las siguientes medidas:

- Prohibir las salidas del territorio nacional.
- No expedir pasaporte al menor.
- Solicitar que sea necesaria la autorización judicial para que el menor cambie de domicilio.

Si el menor ya ha sido secuestrado, acude al Ministerio de Justicia (a la Subdirección General de Cooperación Internacional) para que se ponga en marcha todo el protocolo legal necesario para que el menor pueda regresar a su país.

http://simeseparo.blogspot.com.es/

OFERTAS / DEMANDAS CANGURO


Aqui puedes dejar tu anuncio buscando una persona para cuidar a tus pequeños o bien puedes ofrecerte como cuidadora.

QUÉ ES LA DEPRESIÓN Y CUALES SON SUS SÍNTOMAS









¿QUÉ ES LA DEPRESIÓN?

La palabra depresión significa “hondonada” o abatimiento. Vendría a describirla como algo que va hacia abajo y que se hunde. Esa és la sensación que siente la persona deprimida. Nota que su ánimo se hunde y se siente abatida y desanimada. Es una patología de carácter psicofísico y es por ello que comprende alteraciones de carácter psicopatológicas y alteraciones somáticas. La persona aquejada de depresión, entre otras cosas, se siente inmersa en una profunda tristeza y sensación de vacío existencial. Experimenta desgana, desmotivación e incapacidad personal que le dificulta e impide afrontar de manera efectiva su propio día a día e interfiere en sus relaciones sociales y laborales. Se siente víctima de algo que no puede combatir o superar y lo manifiesta en la inhibición de la acción (pasividad) que pueden llevarlo a la renuncia y abandono de si mismo. La depresión no es sólo un estado de ánimo triste y pasajero que desaparece en pocos días sino que es un estado de ánimo persistente. Las personas a lo largo de nuestra vida, debemos hacer frente a dificultades que nos pueden provocar sentimientos de desilusión, melancolía y abulia (pérdida o disminución de la voluntad). No se puede por ello, pensar que lo ideal será vivir una vida sin dificultades sino vivir adecuadamente todas ellas y enfrentarlas con firmeza.




¿CUALES SON SUS SÍNTOMAS?


Los síntomas de la depresión son muchos y variados. Entre ellos encontramos el humor depresivo, relativo a un estado de ánimo pesimista, desesperanzador y triste. La anhedonia, que se refiere a una sensación de insensibilidad y a la incapacidad de sentir alegría y placer.
Con la disminución en la intensidad de los impulsos y energía, al desaparecer los intereses y las motivaciones, aparece una sensación de apatía y vacío interior. Esto afectará a la capacidad de tomar decisiones ya que el pensamiento carece de energía suficiente. Puede aparecer irritabilidad, hostilidad, conducta de aislamiento e incomunicación. Abandono de hábitos, alteraciones en el sueño, deseos de llorar, tendencia al llanto fácil, torpeza mental, falta de confianza… En el plano somático (físico), se pueden presentar fatiga, astenia, inhibición sexual, anorexia, náuseas, estreñimiento de tipo espasmódico y vómitos entre otros.
Hay que tener en cuenta que muchos de los síntomas mencionados también tienen lugar en otros problemas. Asimismo, un síntoma aislado no es indicativo de estar pasando por una depresión. Deben darse una combinación de varios de ellos y en tiempo suficiente.
La mayor parte de los síntomas de la depresión, pertenecen a la vida cuotidiana y por ello, el hecho de sentirse en algún momento inapetente, triste, con dificultades para conciliar el sueño etc, no debe llevarnos a pensar que se esté ante una depresión de manera sistemática.

http://simeseparo.blogspot.com.es/

EFECTOS DE LA DEPRESIÓN EN LA SEPARACIÓN O DIVORCIO



La separación o divorcio, ocasiona una fractura además de en el plano conyugal, en el familiar, social e incluso el económico. Se produce una quiebra en el modelo familiar vivido que a partir de la separación se convierte en diferente. Evidentemente la relación conyugal será radicalmente distinta, llegando en muchos casos a ser conflictiva. También se verán afectadas en mayor o menor medida, las relaciones de amistad compartidas entre los ex cónyuges y las que se tuvieran con la familia de la ex pareja.
Muchas de las tareas que hasta ahora venias haciendo de manera conjunta con tu pareja, ahora deberás realizarlas individualmente e incluso a asumir nuevas funciones que hasta este momento eran asumidas por tu ex. Todos estos cambios y especialmente cuando generan circunstancias negativas, es decir, cuando los cambios sean a peor, como una convivencia restringida con los hijos, disminución de la capacidad económica, obligación de residir en una nueva vivienda…, van a tener un impacto depresógeno en mayor o menor medida, dependiendo de la personalidad individual de cada cual y va ser vivida como un proceso de duelo por la persona. El duelo, es una reacción normal ante una pérdida, que provoca un importante sufrimiento psicológico y un importante esfuerzo por superarlo. 
Los seres humanos, tenemos tendencia a establecer vínculos emocionales muy potentes que nos ayudan a reforzar nuestra propia existencia como individuos. La quiebra de esos vínculos genera intensas respuestas emocionales. Estos vínculos responden básicamente a nuestra necesidad de seguridad humana.

Para poder evolucionar emocionalmente debemos desprendernos de determinados roles y actitudes, conductas e ilusiones relativos a una determinada etapa y reemplazarlos por otros.

A lo largo de la vida hay muchos procesos de duelo relativos a las pérdidas que nos acompañan. En cada etapa vital, vamos aprendiendo a dejar atrás, las personas, las cosas, las situaciones y en ese proceso vamos haciendo una serie de asimilaciones, confrontaciones y renuncias que nos hacen aprender y madurar.

Las pérdidas generan sensación de vulnerabilidad. Pero el proceso es transitorio y durante él la persona se adapta al cambio y acepta la pérdida, cuya superación es una prueba de la fortaleza de nuestro estado emocional. Por ello, el proceso de separación puede entenderse como un proceso de duelo, puesto que ocasionará una serie de pérdidas muy importantes para aquel que las sufre.

El impacto y la reacción frente a este duelo por la separación o divorcio, va a depender de diversos factores. Entre ellos se encontrará, la fortaleza del vínculo con la persona y con aquello que se pierda, el compromiso, el grado de dependencia. También será importante si la relación tiene carácter ambivalente o no y que la separación sea más o menos repentina e impredecible, la edad, el sexo y la propia tendencia individual a la depresión.

El duelo, comprende una serie de estadios que son los siguientes:

- Primer estadio: Evitación. Existe un primer momento de shock. Una sensación de irrealidad y negación. La persona se niega a reconocer la situación.

- Segundo estadio: Confrontación: En esa fase la persona empieza a ser consciente de la realidad. Siente dolor por la pérdida y deseos de recuperar lo que ha perdido, e incluso ira por conseguir recuperarlo.

- Tercer estadio: Restablecimiento: Poco a poco se va logrando recuperar la estabilidad perdida. Reaparece progresivamente la ilusión, el deseo de disfrutar y el interés por los proyectos y actividades.

Para superar este proceso es importante: 

Aceptar la realidad.
Experimentar el dolor relativo a la pérdida y al cambio.
Readaptarse a los ambientes.
Invertir energías en nuevas relaciones.

http://simeseparo.blogspot.com.es/

Archivo del blog



importante

A PARTIR DE AHORA NO RESPONDEMOS CONSULTAS EN LOS POST. Hay post saturados y no admiten más comentarios Insertarlas en el apartado consultas via e-mail GRACIAS