HE DADO EL PRIMER PASO Y SE LO HE DICHO ¿Y AHORA QUÉ?




Ya has superado uno de los momentos cruciales del proceso porque una vez tomada la decisión, a veces resulta muy difícil comunicarlo a la otra parte, la decisión se posterga inutilmente y se genera un circulo vicioso dificil de romper. Pero lo cierto es que hay un antes y después de ese momento, a partir del cual el rumbo de nuestra vida cambia, tal como lo hizo en el momento de contraer matrimonio, de formalizar una pareja de hecho o de tener un hjo. Ese nuevo rumbo de nuestra nueva vida debe planificarse para que no vaya como un barco a la deriva. Toma conciencia de que las cosas no van a seguir como hasta ahora, de que van a cambiar en muchos aspectos.
 
Lo que de manera más inmediata debes hacer, es plantearte como quieres que sea tu vida desde este momento. Lógicamente tus decisiones se acotarán a aquellos ámbitos en los que tengas poder de decisión, porque algunas de tus pretensiones estarán limitadas por los aspectos económicos, por la negociación con tu cónyuge, por la decisión del juez etc.
Debes planificar, un esquema, una estructura, unas bases de lo que va  a ser tu vida en el futuro.

EN PRIMER LUGAR, CLARIFICA Y DETERMINA TUS PRETENSIONES. INTERÓGATE.

¿DÓNDE PRETENDES VIVIR A PARTIR DE LA SEPARACIÓN?

Esta será una pretensión limitada por varios aspectos, pero conviene que tengas claro como mínimo cual sería tu intención.
Las limitaciones en relación a ello serán, que la vivienda familiar actual en la que resides sea de aquiler o de propiedad, a nombre de quien esté, el régimen económico en el que esteis casados y la existencia de hijos menores. Si tienes hijos y obtienes la custodia exclusiva de ellos, seguirás residiendo casi con toda seguridad en el domicilio familiar.
Si no puedes seguir residiendo en el domicilio conyugal porque así no te corresponda, o no tengais hijos menores, o sean independientes económicamente, deberás salir de él. Si teneis más de un inmueble en propiedad una opcción es mudarte a esa casa de segunda residencia. Pero esta opción no siempre resulta viable. A veces la distancia de su ubicación, su incomunicación porque por ejemplo esté en un pueblo lejano o entre montañas, será un impedimento para que puedas seguir conservando tu actual puesto de trabajo y mantener un régimen de convivencia adecuado con tus hijos.
La opción que se presenta como la más factible entonces es la de alquilar una vivienda, situada lo suficientemente cerca para conservar tu puesto de trabajo y mantener con tus hijos, un régimen de visitas adecuado. Logicamente esta opción depende de tus posibilidades económicas que van a variar en mayor o menor medida con la separación.
 
Interrógate ahora, sobre:

PRETENSIONES EN RELACIÓN A LA CONVIVENCIA CON TUS HIJOS.

Tus pretensiones en relación a la convivencia con tus hijos. Si pretendes una custodia exclusiva, compartida, alterna etc. Este punto también deberás negociarlo con el padre de tus hijos y si la negociación no tiene éxito se someterá a la decisión del juez.
Ten en cuenta los pros y contras de cada una de ellas, la edad de tus hijos, y cual puede ser la dedicación real que puedes ofrecerles.

TOMA CONCIENCIA DE TUS INGRESOS Y DE COMO PUEDE AFECTAR LA SEPARACIÓN A TU ECONOMÍA.

Provablemente, te va a resultar necesario un complemento económico para subsistir. A vecesb las carencias económicas pueden subsanarse con las pensiones compensatorias, pero en muchas ocasiones no se cumplen os requisitos para percibirla. Si además eres el progenitor no custodio que ha tenido que salir del domicilio familiar, tienes que pagar una pensión de alimentos a tus hijos y buscar un nuevo hogar para vivir y eres uno de los tantos mileuristas que hay actualmente, deberás hacer malabarismos para llegar a fin de mes y resultará conveniente que comiences a plantearte como subsanar de la mejor manera tu situación económica (pluriempleo, compartir piso, reducir gastos, residir temporalmente en el piso de un familiar o amigo ...)
Si eres el progenitor que obtiene la custodia y trabajas fuera del hogar,  es posible que no puedas compatibilizar el trabajo del hogar, con el cuidado de los niños y tu horario laboral. Deberás plantearte buscar ese apoyo externo y tener en cuenta el coste económico que puede suponer.
 

DETERMINA LOS BIENES QUE TENEIS.

No es necesario que sea con todo detalle,  pero es conveniente que  dediques algunos minutos a hacer un  inventario sencillo para determinar y hacer memoria de los bienes que  pertenecen a la sociedad de gananciales, de cuales son privativos,  a nombre de quien están si estais casados en régimen de separación de bienes... Aunque esta cuestión ya se  revisará de manera estricta, cuando acudas al abogado.

COMUNICA LA NOTICIA A TUS HJOS.

Comunícales la decisón que habeis tomado y como cambiarán las cosas a partir de la separación. Si ves que es factible y hay una buena predisposición por parte del padre (o madre)  de los niños, es preferible que les comuniqueis la noticia entre ambos.

ESTABLECE UNA REGLAS DE CONVIVENCIA.

Intenta establecer unas determinadas reglas de conviencia con tu pareja hasta que se incie legalmente el proceso. Es importante intentar lograr un entendimiento porque de lo contrario, protagonizareis discusiones o peleas que son inapropiadas para los niños y contraproducentes para vuestras negociaciones futuras.


COMUNICARLO A LA FAMILIA.

Si estás seguro, has tomado una decisión firme, temes que vas a recibir reproches y presiones, espera unos días para comunicarles la noticia. Los primeros días son tensos y emocionalmente complicados  por lo que  añadir más sobrecarga emocional resulta innecesario.

BUSCA APOYO EMOCIONAL.

Busca el apoyo de ese familiar, compañero o amigo del alma que te comprende bien y te puede servir de resorte. desahogarte te hará bien y te ayudará a que no quede acumulada dentro de ti toda la carga emocional negativa.

CONTACTA CON UN ABOGADO. 

Busca un abogado para iniciar los trámites legales de la separación.

SERENATE.
 

Te ayudará realizar técnicas de relajación, sesiones terapéuticas. Solicita apoyo psicológico, si sientes que la ansiedad y la tensión emocional son  muy fuertes.

NEGOCIA.
 

Intenta promover las actitudes que favorezcan una relación correta  y respetuosa con tu ex.  Facilita el diálogo y negocia con él los temas que afectarán vuestra ruptura. Piensa , que vosotros conoceis mejor que nadie vuestras circunstancias personales.

http://simeseparo.blogspot.com.es/

http://www.a1advocatsdefamilia.com

1 comentario:

  1. Hola amigos mi situación es muy compleja resulta que llevo casado 20 años en los cuales mi mujer siempre me fue indiferente no quería tener relaciones nunca me de dijo te amo te necesito cada vez que yo la buscaba ella me rechasaba y eso fue haciendo que yo día a día fuera perdiendo el interés en ella hasta llegar al punto de ya no quererla ni amarla tome la desicion de decirle que me quería separar que ya no la quería y resulta que al momento de decirle eso ella ahora me ama me necesita etc pero yo ya no siento nada y también me hizo el chou de querer atentar contra ella misma tratando de cortar sus muñecas o hacer algo que dañara su integridad física de hecho bien me dio terror que hiciera algo así y eso me tiene retenido no puedo ser feliz sufro mucho lloro todos los días quiero hacer mi vida por otro lado encontrar a mi pareja ideal que me ame que me necesite pero así en esta situación no puedo ni siquiera estar en paz todos los días hay discuciones no se que hacer para no hacer daño y definitivamente hacer mi vida tranquilo algún consejo que me oriente para salir de este infierno porfa

    ResponderEliminar

Archivo del blog



importante

A PARTIR DE AHORA NO RESPONDEMOS CONSULTAS EN LOS POST. Hay post saturados y no admiten más comentarios Insertarlas en el apartado consultas via e-mail GRACIAS